Ariel Holan dialogó con la prensa y analizó la victoria de Independiente frente a Patronato, por 2-1, en un encuentro particular con numerosos lesionados.

“Fue un partido muy accidentado. El primer tiempo tuvimos que agotar las variantes pero por suerte pudimos ser verticales para encontrar a los delanteros”, inició el entrenador.

Luego, en cuanto al desarrollo del juego, señaló: “Hubo pasajes en la que nos pudimos defender con la pelota, en otros momentos fue todo nervios. Por suerte logramos ganar y empezar a sumar de a tres”.

Con respecto a los lesionados, Ariel dio: “Primero voy a dejar que los médicos se fijen bien los casos particulares de cada jugador y después daremos los diagnósticos más precisos”.

En el cierre de la rueda de prensa, exclamó: “Estoy orgulloso de ser el entrenador de estos jugadores. Hoy dimos una muestra de carácter para sacar adelante un partido bravísimo. Tenemos que seguir generado confianza para hilvanar un par de triunfos que nos permitan acercarnos al puntero”.