Después del triunfo de Independiente ante San Martín de Tucumán, dialogó con la prensa Pablo Hernández.

En sus primeras palabras se refirió al tema expulsiones: “Tenía bronca. Me duele dejar con uno menos a mis compañeros”.

“Estoy muy contento acá, hoy pude convertir, me sentí bien y el objetivo es terminar el año arriba”, manifestó.

Siguiendo con sus dichos mencionó: “No somos robots. A veces las cosas te pueden salir mal”.

“El domingo tenemos otro partido en casa y hay que tratar de sumar otro triunfo”, explayó Hernández.

En referencia a su posición dijo: “Ariel vio que yo jugando donde jugué hoy tengo más llegada al área”.

“Gigliotti es un animal. Está muy bien y estamos muy contentos por él”, habló por último.