Jonathan Menéndez pasó por los micrófonos de Campanas del Infierno y se refirió a su debut en la primera de Independiente, el pasado sábado ante Colón.

“Es un sueño hecho realidad jugar en un club tan grande y con tanta historia”, comenzó el ex Talleres, y siguió: “El partido fue muy intenso, y gracias a Dios pudimos sacar los tres puntos”.

Con respecto a la jugada que finalizó con penal a favor del elenco de Avellaneda y el otro que no le cobraron, expuso: “El primer penal fue terrible. Yo le grité al árbitro, pero no me dio chance a hablarlo. En el penal no me tiré, cuando engancho, el defensor me arrastra la pierna y por eso me caigo, caso contrario seguía, si estaba dentro del área”.

En relación a la adaptación a su nuevo equipo, expresó: “Me sentí muy bien, desde el primer día estuve con un grupo humano muy hermoso que facilita mucho las cosas, y eso me hace sentir como en casa”. Y sumó: “En Talleres hay un esquema similar a Independiente, por eso no me costó adaptarme, tampoco tuve problemas en bajar a dar una mano”.

En el final, Menéndez exclamó: “Desde el primer día que llegué al club sé que me tengo que matar en cada entrenamiento para jugar lo más que pueda. Cada entrenamiento lo vivo a full. Voy a dejar el 100% en cada partido y cada entrenamiento”.