Nicolás Domingo pasó por los micrófonos de “Fox Sports Radio” y analizò el año deportivo de Independiente, lo que se plantean para el próximo semestre y palpitó la final de la Copa Libertadores entre otros temas.

Para comenzar el mediocampista hizo un análisis sobre el duelo frente a Boca y declaró: “Con Gago tuvimos roces típicos del partido, me dijo que lo raspe pero le dije que estábamos jugando al fútbol” y sumó al ser consultado sobre el balance deportivo que hace Independiente en este semestre: “El balance es bueno si lo analizamos desde el punto de vista que hubiese sido muy bueno si ganabamos la Recopa donde luchamos mucho el partido, llegamos a los penales y no se nos dio. Después creo que el equipo apareció en los partidos importantes y nos faltó regularidad durante todo el año, pero en los partidos importantes estuvimos a la altura”.

“Conseguimos la copa internacional número 18, alcanzamos los cuartos de final de Copa Libertadores, lo que más me duele es haber quedado a solamente un punto de la clasificación a la Copa Libertadores 2019”, agregó.

Luego, retomando el duelo frente al Xeneize donde se vivió un polémico arbitraje por parte de Darío Herrera, que fue sancionado por su accionar, respondió: “Está a la vista lo que pasó, en el primer tiempo jugamos mejor que Boca y que cuando hay dos equipos parejos en cancha el partido se define por detalles y los hubo. El penal a Silvio Romero es uno, el gol lícito de Maxi que podía cambiar el rumbo del partido, pero no podemos seguir hablando de lo mismo” y dijo sobre los fallos arbitrales a los que fue sometido Independiente: “Hay temas que Pablo, Hugo y Ariel están más capacitados para hablar, internacionalmente hemos sido perjudicados más que de local aunque nos han cobrado a favor como por ejemplo el gol de Braian Romero. Muchas veces los arbitrajes empañan los resultados y no nos permiten festejar con nuestra gente, si cobraban el gol de Meza quizás el resultado hubiese sido otro pero los tres puntos se los llevó Boca. A veces los jugadores no estamos a la altura del arbitraje y los dejamos expuestos ante la gente, pero el penal a Romero es claro y el gol es válido, Maxi no lo toca. Como futbolistas debemos sobreponernos a eso y dejar la cabeza fría para poder seguir adelante, en la copa nos han sucedido muchas cosas pero vamos a dar pelea”.

Por otra parte el ex Banfield fue consultado sobre la final de la Copa Libertadores y la posibilidad que tiene Independiente de jugarla el año próximo si Boca Juniors se consagra campeón y remarcó: “Es un partido que depende de donde se lo mire tiene importancia o no; el socio y el club quiere seguir siendo el Rey de Copas, viéndolo así queremos que gane River; nosotros sabemos que debemos ganar el sábado en Mendoza y que el año entrante estamos clasificados para jugar la Copa Sudamericana y tenemos que ganar una copa el año que viene”.

Sobre el final, hablo de su futuro y dijo: “Me han llamado de otros clubes, del exterior más que nada pero estoy contento acá y me queda un año y medio más de contrato. Mi cabeza está puesta en Independiente y estoy cómodo” y opinó sobre el líder del torneo: “Creo que por el inicio del campeonato, ellos aprovecharon, nosotros viajamos a Japón, no pudimos encarar los primeros partidos de la mejor manera, teníamos que ganar esa copa y dar pelea en la Libertadores; cuando nos pudimos preparar mejor, ya en la segunda etapa, el equipo tuvo un buen rendimiento y se vieron resultados. Hoy estamos lejos pero vamos a dar pelea hasta el final, todavía quedan muchas fechas por delante y en el fútbol pueden pasar muchas cosas”, concluyó.