Pablo Hérnandez habló con “El Mundo Fútbol Club” , luego del empate en 0 frente a Santos por Copa Libertadores y analizó, entre otros temas, la actuación del equipo frente al Peixe.

El ‘Tucu’, quien proviene del Celta de Vigo, comenzó hablando de su re-adaptación al fútbol local y expresó: “No se me olvidó lo que es el fútbol argentino. La adaptación no me costó. Sé de qué se trata, así que trato de mejorar cada partido”. Y continuó: “Los equipos se dan cuenta de lo que es el fútbol de Independiente y ya vienen planeando eso hace tiempo, saben que metiéndose atrás es un poco complicado. Tratamos de hacer lo mejor para abrir los espacios y concretar el gol, que no se nos está dando. Partido a partido vamos a ir encontrando nuestra mejor versión y vamos a ver un fútbol mucho mejor”

En cuanto al choque frente a Santos, el jugador nacionalizado chileno, declaró: “Sin dudas ellos son un equipo fuerte. No recuerdo que hayan tenido ocasiones de gol. Estás en tu cancha, querés buscar la victoria y eso te lleva a hacer ese doble de esfuerzo, contra un rival que tenía claro lo que quería hacer, defenderse y hacer tiempo”. Y siguió: “Esperábamos que este partido sea así. El de vuelta va a ser más abierto, ellos también van a tener que buscar el resultado, eso va a ser muy conveniente. Estamos preparados para esos partidos, no para que se te cierren y tengas que buscar mil maneras de poder entrarle”.

Frente a las diferentes competencias que el Rojo tiene por delante, el Tucu declaró: “Nos ilusionamos. El plantel da para ilusionarse y pelear cosas. Nosotros queremos ganar todo. No queremos dejarlo pasar, que venga lo que venga, que nosotros queremos dar pelea a todo. Queremos empezar a escribir nuestra historia”.

Sobre el final, opinó sobre el próximo rival del Rojo en la Superliga, Defensa y Justicia: “Es un equipo intenso, que presiona y trata de jugar. Ojalá que sea un partido que se presente de esa manera, para que Independiente pueda aprovechar los espacios atrás y poder convertir las situaciones de gol”.

Hernández cerró hablando del caso Sánchez: “De lo que pasará se encargarán los directivos, en nuestra cabeza está hacer un gran partido allá y lograr la victoria, para seguir ilusionados . Y cerró: “Nosotros, los jugadores, creemos que podemos lograr la Libertadores, es cuestión de creer y hacer lo que venimos haciendo. Luchar lo más arriba posible y lograr esa alegría tan ansiada por la familia roja. Ojalá podamos cantar victoria a lo último”.