Este viernes por la mañana el plantel de Independiente volvió a entrenarse en Villa Domínico y se sometió a diferentes mediciones físicas, propias de la pretemporada.

Una de las novedades del día pasó por la nueva ausencia de Ezequiel Barco. El juvenil sigue presionando para que los dirigentes lo vendan al Atlanta United, tal como le habrían prometido.

Por otro lado, Brian Romero se sumó a la plantilla de Ariel Holan. El extremo se realizó la revisión médica en el día de ayer y si bien aún no firmó su contrato, ya se entrenó con el resto de sus compañeros del “Rojo” y se sumó a Emanuel Britez en las caras nuevas de la temporada.

También volvió a hacerse presente Walter Erviti, pese a que se sabe que no será tenido en cuenta por el entrenador, ya que aún no está resuelta su salida.

Luego de la práctica, el grupo se traslada al Hotel Scala donde almorzará y descansará para luego regresar a Domínico para efectuar el segundo turno del día.