José María Bianco, integrante del plantel campeón del Torneo 1988/89, pasó por los micrófonos de Muy Independiente Radio.

“Después de jugar en Independiente me quedé en Avellaneda, cuando camino por las calles del barrio la gente todavía se acuerda del equipo del 88/89”, comentó en el inicio.

Recordando aquel equipo con el que se consagró, declaró: “Empecé a jugar por la lesión de Giusti, ese equipo tenía grandes jugadores. Cuando me tocó llegar a Independiente no era nadie pero el entrenador de turno apostó por nosotros y lógicamente, aprovechamos las oportunidades”.

En esta misma linea, añadió: “Ese equipo, además de ser muy bueno técnicamente, era temperamental. Teníamos dos centrales tremendos y luego jugadores muy desequilibrantes para esa época como Bochini. Cualquiera que en aquella época iba a la cancha de Independiente sabía que era muy difícil llevarse algo”.

Luego, haciendo referencia al DT de aquel momento, dijo: “La dirigencia y el plantel apoyaban mucho al entrenador. Tuvimos una charla con Solari en una habitación y le dijimos que respaldábamos el proceso”, y continuó:  “El Indio fue uno de los mejores entrenadores que tuve. Él te enseñaba a jugar, era espectacular, un trabajador impresionante. Ahora hace mucho no lo veo y tampoco hablo, pero cada vez que veo algo de él, me dan ganas de sentarme a charlar para aprender de fútbol”.

Por otra parte, el Chaucha se refirió al cariño que el brinda la gente del Rojo: “Me sorprendí por la cantidad de hinchas que tiene Independiente por el interior del país. Hay gente que me pide fotos por aquel equipo, hasta se acuerdan la formación de memoria. Estando en Buenos Aires uno no toma la dimensión de Independiente y el rebote del club en el interior”, exclamó.

En el cierre, el actual entrenador de Gimnasia de Mendoza, comentó: “En el Nacional B hay muchos jugadores capacitados para jugar en primera”.