Nicolás Figal habló con la prensa en el aeropuerto, antes de partir hacia Ecuador para afrontar la revancha ante Independiente del Valle.

En el comienzo, el defensor hizo un paralelismo entre el rival actual y el de la fase pasada: “Son dos equipos que intentan jugar. La U Católica venía de hacer muchos goles e Independiente del Valle hace circular más el balón, pero los dos intentan jugar y proponen”.

En cuanto al planteo del encuentro, expuso: “Vamos a ir a buscarlo porque sabemos que el gol de visitante para nosotros es muy valioso, pero también vamos a ir viendo cómo se da el partido. Tenemos que ser muy pillos en ese sentido. Estamos con muchas ganas de pasar”, y continuó: “No tenemos que jugar muy largo, ellos saben cómo pica. Nosotros buscaremos más en lo corto y después, contragolpear. Pero veremos cómo se da el partido”.

Además, señaló: “En la altura es difícil recuperarse del pique y también el distinto el recorrido de la pelota, el control. Son situaciones complejas. Tuvimos una situación anterior en la altura y eso nos ayuda a saber cómo estamos parados”.

Por otra parte, Figal habló de la dura lesión del Tucu Hernández: “Es muy triste, estaba en un gran nivel y para nosotros era muy importante. Vamos a tratar de pasar de fase y dedicársela a él”.

En el final, acerca de la defensa y la duda de Alan Franco por una molestia muscular, exclamó: “Alan viaja con nosotros, vamos a esperar hasta último momento. Hoy se sintió muy bien. Yo puedo jugar de lateral o central y donde me necesite Sebastián, voy a estar”.