El plantel profesional de Independiente no para. Este domingo se entrenó en Villa Domínico, pensando en el choque con Santos por la Copa Libertadores.

Para iniciar la jornada, el grupo realizó análisis de video, algo habitual en la era Holan. Luego, aquellos que fueron parte del choque con Newell’s, completaron los trabajos regenerativos en el gimnasio y posteriormente, dieron paso a los movimientos de circulación y posesión de pelota en el campo de juego.

Por su parte, loa demás jugadores desarrollaron ejercicios uno contra uno y dos contra dos, además de fútbol en espacios cortos y tareas de definición.

Silvio Romero, que se recupera de una sobrecarga, puedo intensificar los trabajos y realizar una parte del entrenamiento con sus compañeros, mientras que Martín Benítez se movió de forma diferenciada, en el gimnasio y en kinesiología. Ambos futbolistas serán evaluados en la práctica del lunes y se determinará su presencia en el partido del martes.

Por otro lado, Gonzalo Rehak y Leandro Fernández continuaron con sus respectvos procesos de recuperación.

Independiente tendrá su último entrenamiento el lunes por la tarde, en el Libertadores de América, a puertas cerradas y sin atención a la prensa.