Martín Benítez habló con Renato Della Paolera desde Japón, a tan solo dos días del choque por la Copa Suruga Bank. Cuáles son sus sensaciones, la adaptación al país oriental y el planteo del rival, entre los temas dialogados.

El misionero comenzó declarando cómo vive la previa al encuentro: “Las sensaciones son muy lindas, disfrutando este momento. Uno como jugador del club siempre sueña con jugar finales, y hoy en día gracias a Dios lo estoy logrando. En el fútbol los momentos lindos son muy pocos, así que hay que aprovecharlo al máximo”.

El jugador contó acerca de la decisión del técnico de viajar varios días antes del encuentro, para lograr una mejor adaptación: “La verdad que el cambio de clima nos costó un montón. Recién hace dos días nos venimos acostumbrando. En ese sentido, la dirigencia, el cuerpo técnico y todos los que organizaron el viaje estuvieron en todos los detalles”.

Respecto al rival japonés que el miércoles se parará frente al Rojo, Martín declaró: “Es un equipo que se planta muy bien atrás y sale muy bien de contra, así que tenemos que tratar de no perder la pelota, de jugar fácil y hacer las cosas bien. Y después hacer nuestro juego, en nuestra cancha también nos esperan atrás y estamos acostumbrados. Vamos a plantearlo de la mejor manera y sacar el máximo de cada uno de nosotros”.

Finalmente, y frente a la posibilidad de llegar al título internacional número 18 de la historia del club, el jugador manifestó: “Estamos disfrutando, esta copa la jugamos gracias a que pudimos ganar en el Maracaná. Sabemos lo importante que es para el club, para lo hinchas, y para nosotros. Ganar copas y títulos cambia mucho la vida de los jugadores. Hay que ser consciente de que es una copa más para esta institución que es muy grande. Tenemos que estar a la altura”. Y cerró: “Soy lo que soy gracias a Independiente. Estoy muy contento de disfrutar este momento con el club. Agradecido siempre a mi familia, a los dirigentes y al cuerpo técnico por darme la confianza”.