Alan Franco, que protagonizó un accidente automovilístico este fin de semana, contó mas detalles de lo sucedido en TN, aclaró que no había tomado alcohol ni que tampoco intento pagar a un oficial de policía, como así también se mostró preocupado por la chica embarazada que se llevó la peor parte.

“Por suerte, estoy bien. Ahora un poco más tranquilo de que me enteré de que la chica está bien y que su embarazo no corre peligro. Me pone más tranquilo eso”, fueron las primeras palabras del defensor al expresarse cómo estaba después del siniestro.

En cuanto a lo ocurrido, Franco contó lo que recuerda del hecho: “Iba sólo. Me estaba yendo a dormir. Fue un choque muy raro. No lo veo al auto, cuando me quiero dar cuenta, ya lo tenía enfrente, él acelera un poco más y ahí fue cuando se produce el choque”.

“Yo venía despacio. No venía fuerte, pero me dio tiempo a frenar”, aclaró el jugador de Independiente. Luego, el defensor dio más detalles de lo sucedido: “La prioridad y el paso lo tenía yo. Iba a 50 km por hora, un poco menos, no iba tan rápido”.

Por otra parte, Alan hizo referencia a cuáles fueron los siguientes movimientos una vez producido el choque: “Baje muy asustado porque no entendía nada, cuando bajo de mi camioneta, lo primero que hice fue ver a la chica que me sorprendió mucho cuando me di cuenta de que estaba embarazada”.

Seguido a eso, explicó cuál fue su primera reacción: “Lo primero que hice fue correr hacía ella, el chico que estaba en el auto, que no se quien era, apenas me vio se dio vuelta. Yo quería buscar a la chica para preguntarle cómo estaba y lo primero que me dijo fue que estaba asustada que sentía un dolor en la costilla, que fue donde surgió el golpe”.

“El chico estaba de espalda, yo voy y le pregunto ‘¿qué pasó?, ¿cómo vas a frenar así?’ y él me dijo: ‘discúlpame, no te vi, discúlpame’”, contó Alan Franco en cuanto al contacto con las personas que viajaban en el otro vehículo. A lo que luego, siguió expresando cómo se sintió: “Yo no entendía nada, estaba en estado de shock”.

Sin embargo, el defensor estaba concentrado en cómo estaba la chica embarazada y su bebé. Por eso, contó: “Me acerqué de nuevo a la chica, le di la mano, ella me apretó y me decía: ‘tengo miedo, no puedo respirar y me duele acá’, señalándose las costillas”.

En cuanto a las latas de cerveza que se encontraban en su automóvil al momento del impacto, Franco aclaró: “Eso es cierto. Estaban en el baúl y estaban cerradas. Me la habían traído temprano de Santa Fe, de que mi tío se fue de vacaciones, me trajo un obsequio y unos alfajores y eso me olvidé de bajarlo. Por eso lo tenía en el baúl”

Molesto, prosiguió: “Estaba cerrado, no se por qué dijeron que estaba tomando. No tenía botellas de cerveza en el auto. Solamente fue el pack ese que encontraron”. Seguro, agregó: “No había tomado alcohol”.

Volviendo al hecho, dio otros detalles de lo ocurrido esa noche de domingo: “De inmediato, se acercó la ambulancia, la policía. Yo, a todo esto, quería saber como estaba la chica, que estaba asustada. Yo le decía que se quede tranquila. Se me acerca un policía y me dice: ‘negro, salí de acá porque la gente está alterada y se enteraron quién sos’, yo respondí que no porque quiero saber cómo está la chica. Me quedé un ratito más. Al rato, viene de nuevo el policía y me dice ‘negro, te tenemos que sacar de acá porque la gente está loca y te quiere apretar’”.

En cuanto a los exámenes que se realizan en este tipo de casos, Franco dio detalles de los que le hicieron a él: “Me llevaron a la comisaría, me tomaron los datos y de ahí me llevaron al hospital Fiorito. En el momento, no me hicieron ninguna prueba de alcholemia”.

Otras de las versiones que surgieron, fue que el futbolista quiso coimear al policía. Sin embargo, el defensor contó que eso no sucedió: “No fue así. Me dijeron ‘negro, vení, vamos’ y yo le dije que no me voy a quedar con la chica porque estaba mal y me quedé un ratito más. Jamás se me cruzó en la cabeza ofrecerle plata. No soy así”.

“Quise conseguir el número de la chica. Me decían que no trate de comunicarme. Yo todo el tiempo estaba preocupado por ella, quería saber como estaba. No tuve noticias. Soy padre, tengo hijos, cuando veo la pancita se me vino el mundo abajo. Fue el momento más feo que viví en mi vida”, se expresó casi entre lágrimas.

Por último, Franco habló sobre cómo se siente actualmente: “Estoy angustiado por ella. No se lo merecía. Me puse muy mal. Ni ella ni la criatura tiene la culpa. Espero que siga todo bien y poder comunicarme con ella para estar a disposición. Solamente mi represente se acercó al hospital para obtener información, yo le dije en todo momento que sería saber cómo estaba”.