Ricardo Enrique Bochini, máximo ídolo del club analizó en Campanas del Infierno el actual mercado de pases de Independiente y dio a conocer su punto de vista acerca de la actualidad del equipo.

En primer lugar se refirió a los jugadores que arribaron al club como refuerzos, admitió que las actuales incorporaciones llegaron “porque el club no tiene presupuesto para jugadores de más categoría” y que no “son jugadores superiores a lo que tiene”. Sin embargo, reconoció que podrían ser utilizados como relevos, en caso de lesiones o suspensiones de quienes hoy forman parte del primer equipo. Además, respaldó la decisión del director técnico al momento de incorporar estos profesionales.

En referencia a los juveniles, el ‘Bocha’ no dudó en afirmar que Fabricio Bustos es “el mejor cuatro del fútbol local”. Resaltó su marca, rapidez entre otras cualidades. Además, destacó la virtud del juvenil al momento de enfrentar los mano a mano frente a rivales que muchas veces lo superan de manera evidente, en cuanto a lo físico. Una vez más, dio su visto bueno en cuanto a la decisión de Ariel Holan colocando al defensor en la posición que actualmente ocupa, como lateral por la derecha.

Por otra parte, el ídolo rojo se refirió a Alan Franco, central que actualmente se encuentra pasando un gran momento y que también recibió halagos por parte del ícono del club más allá de la poca cantidad de encuentros disputados por el zaguero. El ‘Bocha’, respaldó el buen momento de la defensa, afirmando que los goles que sufrió el equipo se debieron a jugadas netamente desafortunadas y no por incumplimiento de sus responsabilidades defensivas.

Finalmente, se le consultó sobre la polémica declaración de Matías Lammens, Presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, quien afirmó que el club de Boedo “es el tercer equipo más grande del país”. El ‘Bocha’ no dudó en afirmar que el dirigente “dice eso por su edad. ¿Cómo va a comparar los logros de un equipo y el otro?”. Entre risas, el ídolo reconfirmó que las hazañas obtenidas por el conjunto de Avellaneda, no dejan en duda su grandeza como institución deportiva.