Fernando Gaibor ya firmó su contrato con Independiente y junto a Jonathan Menéndez, Gonzalo Verón y Silvio Romero son las últimas incorporaciones del equipo. El ex Emelec fue un pedido exclusivo de Ariel Holan desde el anterior mercado de pases y finalmente se unió al club por cuatro años y medio.

Gaibor ya ha hecho público los llamados del entrenador durante el semestre pasado para cautivar aún más su interés de llegar al club. Esta es una práctica común en Holan, con la que ya ha cerrado a la mayoría de las incorporaciones. Pero lo que vio el director técnico en el ecuatoriano son las cualidades perfectas para su idea futbolística. Su pase fino, tanto jugando de primera o a la carrera, le permitiría al equipo tener más fluidez y  circulación de pelota. Además, su capacidad de encontrar a los compañeros entre líneas, detrás de los defensores le dará al conjunto de Holan ese pase por dentro que no muchas veces encuentra. Claro es el ejemplo en la derrota ante Estudiantes de La Plata, donde el equipo principalmente intentó por fuera y no pudo darle a Maximilano Meza el protagonismo necesario por dentro y detrás de los volantes centrales del Pincha.

“Siempre por el medio voy a sentirme muy bien. Durante ocho años he jugado en varias posiciones en el mediocampo, soy polifuncional, pero siempre voy a dar lo mejor de ocho hacia adelante”, dijo el volante de 26 años en su llegada al país. ¿Qué mejor para el Holan que un jugador que pueda jugar en varias posiciones? Ya lo hemos visto con Jonás Gutiérrez, Juan Sánchez Miño o Meza que el DT mueve las fichas durante el partido probando distintas formaciones pero sin gastar cambios. Pero principalmente, la posición de doble cinco es una en las que mejor se lo vio futbolísticamente, participando en la creación del juego y trasladando hacia el ataque. Aunque por sus características y calidad, la posición de enganche le sienta mejor. Sólo habrá que esperar para ver qué le tiene preparado el Mister.

Como volante de creación, sus obligaciones defensivas siempre fueron pocas. Algo a lo que tendrá que acostumbrarse en Independiente será a correr detrás de la pelota para recuperarla y a marcar. Si jugará acompañado de Nicolás Domingo o de Diego Rodríguez tendrá menos trabajo, pero sería poco razonable pensar que Holan le daría pase libre en la marca como en Ecuador.

Por último, por lo que más se acopla Gaibor a este Independiente es por su verticalidad. La mayoría de los pases del diez son para adelante y tanto en contraataque como en la gestación del juego es un arma más para el equipo. Es un jugador al que le gusta ser ofensivo y tiene un “último pase” que le vendrá bien a los delanteros del Rojo.