Luego de tener el lunes libre, el plantel de Independiente retomó los entrenamientos este martes por la tarde en Villa Domínico con ausencias y lesionados. 

Al Rojo se le viene un septiembre a puro fútbol y el primer compromiso deberá afrontarlo el lunes 10 cuando en Lanús, dispute ante Brown de Adrogué los 16avos de final de Copa Argentina. Con la cabeza puesta en ese duelo, los jugadores volvieron a entrenarse luego de lo que fue el empate ante Estudiantes el pasado fin de semana.

Los jugadores llevaron a cabo trabajos con pelota y posteriormente trabajaron en espacios reducidos separados en dos grupos.

En tanto, Francisco Silva, Ezequiel Cerutti y Guillermo Burdisso trabajaron de manera diferencia recuperandose de sus respectivas lesiones. El primero arrastra una distensión grado 2 en el ligamento interno de su rodilla derecha y trabajó junto a  los kinesiólogos. Cerutti por su parte, sufrió distensión grado 1 en el ligamento interno de su rodilla derecha y a los trabajos de kinesiología, sumó trote.

Finalmente Guillermo Burdisso, quién evoluciona favorablemente de la sobrecarga, continúo trabajando diferenciado haciendo ejercicios en el campo.