Emiliano Rigoni quien milita en el Zenit de Rusia, se encuentra de vacaciones en su ciudad natal y dialogó con los colegas de Cadena 3 de Córdoba.

Al comienzo de la charla, habló sobre su presente y su crecimiento profesional: “Desde lo personal, noto una maduración en cuanto a mi juego. En Belgrano cumplía una función que en Independiente no lo hacía. En el rojo, encontré una posición que realmente me sentaba muy bien”. Siguiendo con su experiencia en el fútbol ruso, comentó: “Me sentí muy cómodo desde que llegué. El grupo de argentinos que formamos es muy bueno  y eso ayuda a integrarse con mayor rapidez”.

“A Ariel Holan lo conocí en un momento que se lo criticaba mucho. Sabe trabajar muy bien, me dio confianza y me dejó ser libre dentro del campo de juego. Me supo saber explotar. Ha sido un punto de inflexión en mi carrera”, soltó en relación al técnico saliente.

Con respecto a la obtención de la Copa CONMEBOL Sudamericana por parte del conjunto de Avellaneda, marcó: “El título lo disfruté mucho. Estoy muy contento por el grupo, con los compañeros que pudieron cumplir el objetivo. Estoy orgulloso de ellos porque sé del esfuerzo que hicieron para lograrlo”.

Por último, sobre la posibilidad de ser convocado para integrar el plantel de la Selección Argentina para jugar Copa del mundo, sostuvo: “Ir al mundial es uno de los objetivos que tengo. Antes era un sueño ahora puede ser una realidad”.