En las últimas horas se viralizó un vídeo de Ciro demostrando que la pasión no tiene edad.  En Muy Independiente te contamos la historia.

Ciro Valentín Rucci nació el 4 de abril de 2012 en Palermo y reside en Zona Oeste del Gran Buenos Aires.

Su mamá Noelia (35 años) lo hizo fanático desde el día en que nació. La primera vez que pisó el Libertadores de América fue cuando tenía 5 meses. Desde ese momento nunca más dejó de ir.

La madre, junto a sus amigos (tíos del nene), se ubican en la popular Norte Baja desde que tienen 17 años (Doble Visera).

El niño todas las semanas le pregunta a Noelia cuando juega Independiente, siempre está pendiente de la reserva de los bonos y le avisa a la mamá que tiene que llevar los carnets. Se prepara la ropa para ir a la cancha y usa remeras viejas de la mamá (ediciones limitadas).

Toda la semana previa al partido ante Boca Juniors, le insistió para poder ir. Cuando Independiente juega los domingos por la noche, tiene que acostarse temprano para ir al otro día al colegio. Por eso mismo, no iba a concurrir al LDA.

“Desde el sábado a la noche me repetía que quería ir a la cancha. Me decía vamos a ganar mamá y no me quedó otra. Estaba más convencido que yo”, contó Noelia Rodrigues.

Ciro, con solo 6 años, sabe todas las canciones del equipo, pero tiene una favorita: “Gritando que te quiero voy a morir”. Además, cuando está en la popular, busca a los jugadores por el número de camiseta.

Esto sí es una verdadera pasión que se agiganta cada domingo.