Martín Benítez, autor del primer tanto del encuentro, habló con Fox Sports sobre el triunfo ante Corinthians y contó sus sensaciones ante las noticias que transcurrieron en las últimas horas.

No fueron horas fáciles para Martín Benítez, en la previa al gran encuentro que Independiente disputó ante Corinthians. En el marco de la causa que se investiga por presuntos abusos en la pensión del club, su nombre fue dado a conocer en una popular señal de televisión, con repercusión en las redes sociales.

Al respecto, y en diálogo con Fox Sports una vez finalizado el encuentro ante el ‘Timao’, Benítez confesó que “la verdad que la pasé mal, pero traté de estar lo más fuerte posible con mis compañeros. Antes de salir a la cancha me costó un montón, uno es ser humano y le duelen algunas cosas. Uno trata de reponerse, confío mucho en Dios y dejó todo en él”.

“Tengo una hermosa familia. Es un poco de todo las lágrimas. Uno trata de jugar al fútbol nada más, pero hay gente que sin darse cuenta o no sé cómo, lastiman a la persona, porque uno es persona y es muy difícil poder aguantar muchas cosas. Lo importante es poder convertir hoy y poder darme una alegría, darle la tranquilidad a la familia de que estoy bien y que soy un chico muy fuerte pero también soy un ser humano y le duelen algunas cosas”, contó un emocionado Benítez.

En cuanto al encuentro, Benítez destacó: “Jugamos un partido bárbaro. Hacía mucho que no jugábamos tan bien un primer tiempo. El semestre habíamos encontrado un nivel muy bueno y hoy lo pudimos volver a demostrar. Los chicos estuvieron a la altura de jugar un partido tan importante porque sabíamos que sólo nos servía ganar y tal vez un empate”

A la hora de hablar sobre el rival que le tocó enfrentar a Independiente, destacó: “Es difícil tapar a un equipo como Corinthians porque es el último campeón del torneo brasilero. Teníamos que estar muy concentrados, estar en los detalles y lo importante es que es estuvimos a la altura”

“Estaba con mucha confianza antes del partido”, confesó el futbolista de 23 años. Luego, continuó: “Yo sólo me dedico a jugar al fútbol, que es lo que mejor hago. Trato de no escuchar nada, pero es muy difícil por todas las redes sociales que hay, por mi familia y lo que más feliz me hace es jugar al fútbol”

Además, agregó: “Le doy gracias a Dios que puedo tener esta chance, trato de ser lo más fuerte posible porque sé que es un país muy duro, donde te exigen mucho, donde todos piensan mal de todos. Entonces, trato de disfrutar esto y trato de darle la tranquilidad a mi familia que uno se divierte adentro de la cancha y dar lo mejor siempre”

“Quiero dedeciarle el gol a los hinchas de Independiente que me apoyaron, a mi familia, pero principalmente a mi esposa y a mi hija”, concluyó Martín Benítez contando a las personas que le dedicó el primer gol.