Martín Benítez y Juan Sánchez Miño encendieron las alarmas del cuerpo técnico de cara al choque del martes frente a Santos por octavos de final de Copa Libertadores. Ambos jugadores debieron ser reemplazados y se evalúa su presencia en el próximo partido. 

Transcurrían 40 minutos de la etapa inicial cuando se encendió la primera alarma de la noche para Ariel Holan. En una disputa, Martín Benítez recibió un golpe por parte de Brian Rivero y automáticamente hizo el gesto de cambio, sin dudarlo, el entrenador mandó a la cancha a Ezequiel Cerutti para ocupar el vacío que dejó el misionero. Al finalizar el partido, el parte médico arrojó que el futbolista sufre una contractura en el abductor izquierdo y fue el propio Holan quién confirmó que se trata de una lesión muscular y no de un golpe. Habrá que ver la evolución de Benítez para saber si podrá ser de la partida el próximo martes cuando su equipo reciba a Santos en el Libertadores de América.

Pero las cosas no terminarían allí, en el complemento y luego de ser víctima de una dura falta, el que debió salir reemplazado fue Juan Sánchez Miño. El lateral izquierdo, que además ya había sido amonestado por Mauro Vigliano, se tiro en el campo de juego y en su reemplazo ingresó Alan Franco. Su parte médico indica que sufrió un traumatismo leve en su rodilla derecha.

Ahora habrá que esperar la evolución de ambos futbolistas para saber si están en condiciones de ser incluidos en el equipo que jugará el martes frente a Santos el partido de ida correspondiente a los octavos de final de Copa Libertadores.