Ezequiel Muñoz habló de su llegada a Independiente luego de una larga negociación.

“No estaba nervioso, aunque tampoco sabía si se iba a solucionar, de eso se encargaba mi representante, que hablaba con la dirigencia. Se había caído en un momento y después se volvió a reflotar. Hago un agradecimiento especial a Pusineri y Pablo Moyano que expresaron que querían tenerme y gracias a eso creo que se hizo”, exclamó el defensor en TyC Sports.

Con respecto a su sensación al arribar al Rojo, señaló: “Independiente es un gran club. Apareció en un momento difícil. Es un club lleno de historia y para mi es un gran desafío. Mi idea era irme afuera pero apareció Independiente y no podía dejar pasar la oportunidad”.

En cuanto a los contactos que tuvo con el entrenador comentó: “Pusineri me llamó para ver cuáles eran mis intenciones y si me interesaba jugar en el Rojo. No era nada concreto y no fue una charla muy profunda. Cuando se reflotó un poquito todo, me llamó de nuevo para ver si se daba”.

Además manifestó: “Estoy contento de llegar a un club grande y que hayan expresado desde el primer momento la intención de contar conmigo. Para un jugador es muy importante que le den importancia y eso Lucas me lo demostró desde el primer momento”.

Por otra parte, Muñoz se refirió a las exigencias que tendrá en el Rojo: “Independiente tiene que salir campeón. Es un club grande, con muchísima historia y siempre estás obligado a ganar algo. No está pasando un buen momento pero el fútbol siempre da revancha. Hay plantel, hay jugadores muy buenos y pienso que este año puede ser bueno”, y sumó: “Silvio Romero es un gran jugador, pero aparte de él hay jugadores de mucha categoría como Alan Franco o Bustos. Barboza también tiene mucha experiencia. Hay un mix entre chicos y gente con experiencia”.