Leonel Miranda, enganche surgido de la cantera del “Rojo”, Leandro Fernández, quien gritó varias veces en el Norberto Tomaghello, Jonás Gutiérrez, volante que pasó por Defensa y Justicia, y Ariel Holan hombre que consolidó el proyecto del “Halcón” en Primera División, se verán las caras con sus ex clubes este lunes a partir de las 21:10 hs, en el “Libertadores de América”, por la vigésimo cuarta fecha de la “Superliga”, con el arbitraje de Hernán Mastrangelo.

“Lolo” arribó a Avellaneda a través de Ricardo Bochini. El ídolo máximo de la institución lo fichó en el Albion y acercó su apellido a las filas de Villa Domínico. Allí entrenó hasta que en el verano del 2013, en Mar del Plata, Américo Gallego lo hizo debutar ante Racing por un torneo de verano.

Su estreno oficial sería por la primera fecha del “Torneo Final” del 2013, en la caída 1-3 ante Newell`s. En su paso por estos lares disputó 36 cotejos y marcó dos tanto, antes de irse al Houston Dynamo de la MLS. A mediados del 2016 regresó, rescindió su contrato y firmó con los de Varela, escuadra que lo cobija hoy día.

El “Galgo” llegó a mediados del 2016 a la entidad varelense. Como agente libre luego de su paso por Deportivo La Coruña, estampó la rubrica por un año. Allí, entre el certamen doméstico y Copa Sudamericana dijo presente en 29 cotejos y no marcó ningún gol. Un año después, el propio Holan lo llamó para que mude sus pertenencias a Avellaneda.

“Lean” dio a conocer su popular baile en Varela. Entre el 2009-2011, 2012 y 2013 jugó en el “Nacional B” con los de casaca verde y amarilla. Sus registros marcan 53 disputas y 10 conquistas. En enero del 2016, mudó sus pasos a Alsina y Bochini, a cambio de 15 millones de pesos abonados Godoy Cruz.

Por último, pero no menos importante, nos toca hablar del “profesor”. En junio del 2015 dijo sí a la propuesta de Defensa y reemplazó a José Flores como entrenador. Allí, dirigió 47 encuentros, ganó 17, perdió la misma cantidad, empató 13 y renunció a fines del 2016, tras una derrota ante Vélez y habiendo ganado sólo un escollo de los últimos diez.

A finales del 2016, el ex ayudante de Matías Almeyda cumplió su sueño. Se calzó el buzo de DT del “Rey de Copas”, protagonizó un fútbol vistoso durante todo el 2017, capitalizó la Copa Sudamericana y llevó al club de sus amores a los primeros planos.