Independiente volvió a los entrenamientos luego de la caída frente a San Lorenzo, en el partido correspondiente a la fecha 15 del torneo.

Los jugadores que participaron de más de 60 minutos del duelo con el Cuervo, llevaron a cabo tareas regenerativas en el gimnasio del Centro de Alto Rendimiento, en tanto que el resto del plantel practicó fútbol en espacios reducidos.

En materia de lesionados, Jonathan Menéndez se encuentra atravesando la última etapa de su recuperación y ya intensifica los trabajos en el campo, mientras que Maxi Meza -que se desgarró en el partido con el decano- realizó kinesiología, ejercicios de gimnasio y trote, y el Torito Rodríguez se trató en kinesiología por la distensión que sufrió ante San Lorenzo.