Ariel Holan habló en conferencia de prensa luego del empate con Millonarios en Colombia, en el marco de una nueva fecha de la fase de grupos de la Libertadores.

“Estamos muy satisfechos por el balance del partido, porque estábamos perdiendo ante un rival difícil. Pudimos empatar el partido y hasta podríamos haberlo ganado. Tendremos un partido el jueves ante un rival duro”, comenzó el entrenador, y sumó: “No se puede festejar antes de tiempo. Esperemos el jueves lograr la clasificación. Dependerá de nosotros”.

Continuando con el análisis del encuentro, soltó: “En el primer tiempo, nos hubiese gustado tener más posesión del balón, que los delanteros pudieran atacar con más claridad a Millonarios, pero, de igual forma fue positivo. En el complemento encontramos más los caminos de juego hacia el arco rival”.

En relación a la actuación del rival, señaló: “Millonarios es un equipo muy dinámico. Hoy tuvo internos agresivos que tienen juego. Por las bandas sus jugadores son bravos. El principio del resultado lo fuimos armando a partir de la defensa que tuvimos”, y continuó: “Millonarios ha hecho un muy buen partido también. Es un rival con juego, dinámica y estrategia. Por esa razón valoro el resultado. Además, estuvo el condicionante de la altura que, por supuesto, no es lo mismo que jugar en el llano”.

Haciendo una autocrítica, reconoció: “Hoy tuvimos muchísimas situaciones de gol, tanto en el primer tiempo como en el segundo. Pero el arquero rival tuvo un muy buen partido y no podemos menospreciarlo”.

Por otra parte, Holan declaró: “Nunca dudo de la parte anímica del grupo. Nosotros hemos sido el equipo que más partidos hemos jugado en el semestre y tengo futbolistas no máquinas. Creo que han hecho un esfuerzo extraordinario. Es un equipo muy fuerte de la cabeza y se ha demostrado”.

Luego, en diálogo con Radio La Red, el técnico se refirió a sus dichos con respecto al enfrentamiento entre Boca y Huracán: “Yo no fui claro en la conferencia previa al partido, jamás dudé de la honestidad de ningún entrenador o futbolista”, aclaró Ariel, y cerró: “Yo no le pido disculpas a nadie porque no ofendí a nadie. Se desvirtuó el espíritu de lo que quise decir porque no fui lo suficientemente claro”.