Fernando Berón habló en exclusiva con Muy Independiente Radio y se refirió a su paso por el primer equipo y el regreso a las inferiores.

En sus primeras palabras  comentó: “Empezamos el lunes a trabajar con las inferiores, ya en diciembre armamos los planteles en un 95%”.

“A partir de esta fecha se empiezan a buscar jugadores en todo el país y el gran Buenos Aires”, explicó.

Siguiendo con sus dichos mencionó: “Es imposible encontrarle la vuelta a los jóvenes que se van. Los equipos extranjeros se llevan, no solo al jugador, sino también a los padres a trabajar al país y no hay manera de retenerlo”.

“Lo único que reconoce FIFA en estos casos son los derechos de formación, eso es lo único que le quedaría al club”, afirmó.

En referencia a la charla que mantuvo con Lucas Pusineri contó: “Me puse a disposición para todo lo que pueda necesitar la primera división, uno trata de estar en contacto permanente”.

“Estamos pasando una situación en donde el equipo recién está arrancando la segunda parte del torneo, y como siempre, cuando uno recién llega necesita tiempo”, manifestó.

Refiriéndose al presente de las categorías juveniles explayó: “Los trabajos no se ven de un día para el otro, yo siento que año a año vamos mejorando. Es lindo jugar de igual a igual con los mejores equipos de inferiores”. Además, agregó: “El año pasado nos tocó ganarle en cinco categorías de seis a River, esto antes no pasaba”.

“Cada vez que me tocó agarrar primera te toca empezar con un equipo armado, te arreglas con lo que hay. No es sencillo porque no son futbolistas que vos elegiste”, opinó.

Luego declaró: “A mí gusto, tuvimos un buen arranque y un mal final. Cada vez que me tocó dirigir primera me sentí cómodo, si hubiese tenido que continuar hasta mitad de año por necesidad del club, lo hubiera hecho. Independiente tiene un buen plantel y tratábamos de armar lo mejor que teníamos, a mí no me gustaba el funcionamiento del equipo. Tuvimos dos triunfos, dos empates y dos derrotas. La última imagen es la de perder con Newell’s pero para mí no ha sido todo malo”.

En alusión al partido que disputó Independiente ante River dijo:  “Muchas veces el fútbol son estados de ánimo. El equipo arrancó bárbaro el segundo tiempo, y lamentablemente una expulsión cambió todo”.

“También pasa que muchas veces el saber bancarse momentos te habla de la personalidad de un jugador”, consideró.

Luego tuvo palabras de elogios para con Nicolás Figal: “Venía siendo regular en Independiente, además te da la alternativa de jugar de central y de lateral, es difícil cubrir su puesto”.

“Tengo claro que cuando uno gana está todo bien y cuando uno pierde está todo mal. A mí las luces nunca me encandilaron, espero que a Pusineri le vaya bárbaro porque es del club”, alegó.

Sobre la secretaría técnica sostuvo: “Antes de fin de año estuvimos reunidos pero este año nadie me dijo nada”.

“Al chico panameño no lo conozco. Sé que está entrenando acá pero no tuve la posibilidad de verlo”, sumó por último.