Previo al clásico de Avellaneda, Silvio Romero habló en conferencia de prensa junto a Gabriel Arias. 

En sus primeras palabras Romero habló sobre su estado físico: “Me siento mejor. No hay margen de error, mañana veremos cómo me siento para el partido del sábado”.

“Sentirme bien sin dolor y estar al 100% sería un gran alivio. Poder convertir es redondear un partido”,  manifestó. 

Siguiendo con sus dichos agregó: “Si voy a jugar o no, es prematuro. Si bien me siento mucho mejor, la decisión no pasa por mí. El partido se planifica en lo táctico y técnico. El DT es quien definirá mi participación”.

“Más que la posibilidad de complicarle el torneo a Racing, nosotros nos queremos aproximar a los puestos de copas, lo otro es consecuencia. Queremos ganar por lo que significa este partido pero en definitiva lo importante es subir en la tabla”, comentó. 

También sumó: ” Es un partido para arriesgar, no se regala nada. Por mas que tenga las ganas de jugar , hay otros compañeros con las mismas ganas. Somos un equipo y cuando entramos a la cancha tienen que estar los mejores y los que decida el DT”.

“Racing llega mejor desde la posición en la tabla pero en este tipo de partidos no influye”, explayó.

Refiriéndose a la actualidad del primer equipo opinó: “No encontramos la regularidad que el torneo amerita. El semestre pasado perdimos algunos puntos por enfocarnos en la Libertadores. Cuesta encontrar el funcionamiento cuando se han ido jugadores”.

“Sabemos que la localía pesa, ojalá ese peso sea positivo para nosotros”, dijo por último.